El aleteo de la mariposa

Dicen que el aleteo de las mariposas en China es la causa de los huracanes en el Caribe. Esa explicación tan extraña me ayuda a entender mejor las cosas extrañas que han pasado en mi vida.

Me tragué un gusano, de esos que se convierten en mariposas. No lo mastiqué, simplemente me lo tragué. Era un gusano muy pequeñito del que no esperaba mayores consecuencias.

Pero el gusano se transformó en mariposa. Y no es que las mariposas en sí mismas provoquen grandes eventos, pero esta mariposa aleteó. Y como decía antes, esos aleteos aparentemente tan insignificantes hacen que emerjan huracanes.

Y eso pasó, un huracán agitó todo lo que estaba a su alrededor. Yo era su alrededor. Hoy soy otra persona en cierto modo. Soy lo que quedó del huracán que provocó el aleto de la mariposa que me tragué.

Solemos ver a los huracanes como destructores porque nuestra mentalidad antropocéntrica ve en un fenómeno de la naturaleza una intención.

Pero la verdad es que los huracanes reacomodan cosas. Incluso diría que un huracán limpia todo lo que está a su paso. La naturaleza y los hombres y mujeres que la habitan tienen que empezar otra vez desde cero

Hoy soy otra persona en cierto modo. Soy lo que quedó del huracán que provocó el aleto de la mariposa que me tragué.

Todo está por construirse.