El perseguidor

A veces creo que necesito perseguir una idea.

Tomarme mi tiempo, acecharla y emboscarla.

Concentrarme en ella y nada más que en ella.

Al atraparla, deconstruirla, desensamblarla.

Una vez dominada, soltarla.

Verla libre y dejarla irse. 

Se que algún día volveré a ella.

*