La memoria y el reloj de arena

La memoria es la tenue melodía que queda cuando logramos callar el incontenible ruido de los olvidos; es residuo dejado por la amnesia antes de partir; es conservar el orden de una habitación casi vacía; es la ordenación de la ausencia; es la acción desesperada de una ampolleta rota de cristal por contener, detener, y no perder su arena (por contener, detener, y no perder su sustancia).