La soledad de los cafés

— ¿A qué vas al café, allá afuera, si puedes tomarlo aquí, en casa? Vas a leer o escribir, no dialogas con nadie, ¿qué caso tiene ir tan lejos para estar solo?

—Voy a vivir mi soledad, es cierto, pero quiero vivirla acompañado. A eso voy a los cafés.

*