Legión

Es el instinto de sobrevivencia de la especie recapitulado en el individuo el que hace nacer al yo. Un yo es necesario para sobrevivir.

¿Qué es el yo? Yo: identidades reconocidas entre la memoria y el conocimiento. Esto que hago, de este modo que reacciono es como soy yo porque ya lo he hecho en otras ocasiones. Identifico un momento frente al otro y lo nombro. Construyo una identidad. Forjo un nuevo recuerdo al que acudiré otra vez ante conocimientos inéditos. La identidad se identifica a sí misma en tautologías interminables. Pero, ¿por qué tendría ese yo que ser igual a este yo? El yo es demasiado necesario que es difícil pensar en otra forma de existencia.

El esquizofrénico es un yo partido, decimos. Un yo fragmentado, partido en pedazos. Pero, ¿y si nunca hubo un yo? ¿Y si no son fragmentos de algo que fue sino multiplicidades perennes? ¿Y si el estado natural del individuo fuera el múltiple, el molecular, el caos, parte de otra estructura, la especie, igualmente caótica, múltiple y molecular? ¿Y si el esfuerzo versus entropía fuera el mantener unidos las multiplicidades construyendo un yo? Soy legión antes que ser yo.

O, porque soy legión puedo ser yo.