traficantes de tiempo

día a día pueden verse diferentes nuevos servicios, plataformas o apps para tan diferentes usos y propósitos que solo me hacen pensar en el tiempo limitado que un usuario, consumidor o una audiencia pueden tener para siquiera conocer la oferta presentada, ya no digamos dedicarle un poco de atención o probarla. llegar a los early adopters, heavy users, entusiastas o reseñistas (explícitos o no) de cada canal, producto o ventana, es muy importante para cualquier marca.

por ejemplo, hay tantas causas sociales muy relevantes a nivel mundial y de afectación local, que con un mínimo de apoyo o donativos pueden cambiar. sin embargo, son estrategias como el ice bucket challenge las que logran que una audiencia les dedique parte de tiempo que ya dedica de por sí a redes sociales. esto nos dice que el valor o relevancia del producto o mensaje es menos importante que su la mercadotecnia que lo circunda.

lo que debe quedar claro para cualquiera es la regla de oro para la oferta de productos, servicios o contenidos: el tiempo de lo usuarios, consumidores o la audiencia no se crea ni se destruye, solo cambia de canal.

nadie va a gastar más dinero o tiempo del que gasta en tu producto, servicio o contenido. a lo que puedes aspirar es a una participación de ese tiempo o dinero limitado. ya sea que lo consigas del canal, mercado o ventana correspondiente o de otro.

divago, solo divago.